Las bacterias en los baños ¿Dónde están realmente?

 

Muy a menudo nos encontramos en  la situación de usar  baño público y experimentar pánico como consecuencia de estado del interior. La investigación llevada a cabo por NSF International muestra que alrededor del 90 % de los usuarios de aseos admite que tienen que hacer bastante gimnasia para evitar contacto directo con la suciedad y las bacterias. Aliviarse  en posición casi vertical abriendo las puertas con una toalla de papel o codos igual para apretar  el botón para tirar  el agua, etc.  En general sufrimos el terror cada vez que nos toca entrar en un aseo público.

Las bacterias en el inodoro - E.coli

 Pero el miedo no es infundamentado. Resulta que los baños públicos son lugares que le gustan especialmente  a todo tipo de bacterias y virus. Se desarrollan a un ritmo rápido y forman un enorme peligro para nuestra salud.  Se ha detectado la presencia de bacterias, entre otras cosas , del grupo de los estreptococos (Streptococcus), estafilococos (Staphylococcus), bacilos de colon (E. coli), Shigella, hepatitis y virus causantes de la infección del aparato respiratorio superior. La investigación llevada a cabo por Elliott Afiliados Ltd demuestra que las bacterias se encuentran en diferentes lugares, pero no en todas partes. Indicación de sitios específicos puede ser en muchos casos una gran sorpresa. Echemos un vistazo a varios lugares en el cuarto de baño y aseo. 

» Inodoro

Contrariamente a la fama, el asiento del inodoro no supone la mayor concentración de bacterias, e incluso si hay algún  tipo de microorganismos, es poco probable la trasmisión de cualquier infección. Investigación en la Universidad de Arizona mostró  sorprendentemente, de que, incluso en baños portátiles instalados fuera del edificio hay menos bacterias que, por ejemplo en mesas de picnic, parques infantiles, cestas y carros de supermercados o los brazos de las escaleras mecánicas. Mantener la opinión de que sentarse directamente en la tabla de inodoro público puede conllevar contagio de enfermedades venéreas (gonorrea, clamidia u hongos) se acerca más al mito que a tener algo que ver con la verdad. Como dicen los expertos - usted tiene que tener muy mala suerte para convertirse en una víctima de esa infección. Las bacterias que causan estas enfermedades mueren muy rápido después de salir de su entorno natural.